Una hernia discal, o también conocido como dolor lumbar, es un problema que afecta de manera inmediata a uno de los discos en la columna vertebral (es una almohadilla que se ubica entre cada vértebra de la columna).  La hernia discal es presentada como una enfermedad en la que parte del disco intervertebral, el núcleo pulposo, se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce un intenso dolor.

La importancia de los discos en la columna vertebral es que fungen como amortiguadores cartilaginosos que se encuentran entre los huesos individuales (las vértebras) apilándose para formar la espina dorsal, donde justamente la hernia discal o dolor lumbar afecta. Sin embargo, una hernia discal o dolor lumbar puede ocurrir en cualquier parte de la espina dorsal, puede irritar un nervio cercano, y según la ubicación de la hernia de disco, puede provocar dolor, entumecimiento o debilidad en un brazo o una pierna.

Una hernia discal o dolor lumbar puede afectar en:

Un desgarro en el anillo fibroso de uno de estos discos puede provocar que la sección gelatinosa central del disco se salga. Mayormente afecta en la parte baja de la espalda, la zona lumbar. Ocurre cuando una parte del núcleo se empuja hacia afuera a través de un desgarro en el anillo. Cuando esto sucede, puede haber presión sobre los nervios raquídeos. Esto puede llevar a que se presente dolor, entumecimiento o debilidad.

 

Causas de una hernia discal

Las hernias discales ocurren con mayor frecuencia en los hombres de mediana edad y de edad avanzada, generalmente después de una actividad extenuante. Otros factores de riesgo pueden ser:

  • Una de las más importantes es levantar cosas pesadas, caídas o accidentes en moto o automóvil.
  • Tener sobrepeso
  • Doblar o torcer repetitivamente la espalda baja
  • Sentarse o quedarse parado en la misma posición por muchas horas
  • Tener un estilo de vida sedentario
  • Tabaquismo

 

Síntomas de la hernia discal o dolor lumbar

Los síntomas de la hernia discal o dolor lumbar ocurren mayormente en la espalda lumbar, aunque también pueden ocurrir en el cuello, sin embargo, los signos y síntomas dependen de la ubicación del disco y de si el disco está presionando un nervio

El dolor de espalda baja que se puede irradiar hacia una o ambas piernas, disminución de la sensibilidad, disminución de la fuerza, alteración del equilibrio, dificultad o dejar de caminar. Cuando la hernia discal se presenta en cuello puede afectar brazos y piernas. Comúnmente el dolor es típicamente mayor al toser y al sentarse. El dolor irradiado a la extremidad inferior: la ciática es el síntoma más característico, variando la distribución del dolor según el territorio que inervan cada raíz nerviosa afectada. Entre otros síntomas, sucede la pérdida de fuerza en la pierna y muy raramente la incontinencia urinaria.

 

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la hernia discal o dolor lumbar?

La Hernioplastia discal con energía bipolar o láser de Holmium, es un procedimiento mínimamente invasivo que retira las hernias discales. Se realiza con un equipo médico que cuenta con dispositivos muy delgados que permiten llegar hasta el sitio exacto de la hernia discal a través de una punción, lanza estímulos para identificar nervios motores y sensitivos y excluirlos del área del tejido a retirar.

 

Grupo Médico Náfate De La Cruz es un equipo médico caracterizado por ejercer medicina de la más alta calidad a través de especialistas en procedimientos de mínima invasión con equipos de alta tecnología. Con estos tratamientos los pacientes obtienen una pronta recuperación, la cual es aplicable para los diferentes niveles de edad, incluyendo edades extremas de la vida.  Descubre por que en el Consultorio Náfate de la Cruz somos la mejor opción para el tratamiento de enfermedades con procedimientos de mínima invasión.