El virus del papiloma humano es una enfermedad que se considera de transmisión sexual (ETS) más común que existe. Usualmente, el papiloma humano es inofensivo y desaparece por sí solo, pero algunos tipos del virus pueden causar verrugas genitales o cáncer. Existen más de 200 tipos. Cerca de 40 de ellos afectan a los genitales, vulva, vagina, cuello uterino, recto, ano, pene y escroto, así como tu boca y garganta.

El virus del papiloma humano a menudo se transmite sexualmente o a través de otro tipo de contacto de piel a piel. Sin embargo, las vacunas pueden ayudar a proteger contra las cepas del VPH que tienen mayor probabilidad de causar verrugas genitales o cáncer de cuello uterino. Toda persona sexualmente activa es vulnerable a contraer el virus del papiloma humano, incluso si tiene relaciones sexuales con una sola persona, ya que, también es posible que presente los síntomas años después de tener relaciones sexuales con una persona infectada, lo que dificulta saber el momento exacto de haberse infectado por primera vez.

 

Complicaciones del virus del papiloma humano

Existen dos categorías del virus del papiloma humano de transmisión sexual. El VPH de bajo riesgo puede causar verrugas en o alrededor de los genitales, el ano, la boca o la garganta. El VPH de alto riesgo puede causar varios tipos de cáncer, y entre los tipos de cáncer se encuentra:

  • Cáncer de cuello uterino
  • Cáncer del ano
  • Algunos tipos de cáncer de boca y de garganta
  • Cáncer de vulva
  • Cáncer de vagina
  • Cáncer del pene

Es importante saber que la mayoría de las infecciones por VPH desaparecen por sí solas y no causan cáncer, pero a veces las infecciones duran más. Cuando una infección por VPH de alto riesgo dura muchos años, puede provocar cambios en las células. Si estos cambios no se tratan, pueden empeorar con el tiempo y convertirse en cáncer.

 

Síntomas del virus del papiloma humano

Se conoce que, en la mayoría de los casos, el sistema inmunológico del cuerpo vence una infección por el VPH antes de crear las verrugas. Cuando aparecen las verrugas, estas varían en apariencia según el tipo de VPH que esté involucrado:

  • Verrugas genitales. Estas aparecen como lesiones planas, pequeños bultos en forma de coliflor o pequeñas protuberancias en forma de tallo. En las mujeres, las verrugas genitales aparecen principalmente en la vulva, pero también pueden aparecer cerca del ano, en el cuello uterino o en la vagina.
  • En los hombres, las verrugas genitales aparecen en el pene y el escroto o alrededor del ano. Las verrugas genitales rara vez causan molestias o dolor, aunque pueden causar comezón o tener sensibilidad.
  • Verrugas comunes. Las verrugas comunes aparecen como bultos ásperos y elevados y generalmente se presentan en las manos y los dedos. En la mayoría de los casos, las verrugas comunes son simplemente antiestéticas, pero también pueden ser dolorosas o susceptibles a lesiones o sangrado.
  • Verrugas plantares. Las verrugas plantares son crecimientos duros y granulosos que generalmente aparecen en los talones o la parte anterior de las plantas de los pies. Estas verrugas pueden causar molestias.
  • Verrugas planas. Las verrugas planas son lesiones planas y ligeramente elevadas. Pueden aparecer en cualquier parte, pero los niños suelen tenerlas en la cara y los hombres tienden a tenerlas en el área de la barba. Las mujeres tienden a tenerlas en las piernas.

El retiro de estas lesiones lo más temprano posible evita la transformación hacia un cáncer, esto se puede hacer a través de electrocirugía, láser o crioterapia. Grupo Médico Náfate De La Cruz es un equipo médico caracterizado por ejercer medicina de la más alta calidad a través de especialistas en procedimientos de mínima invasión con equipos de alta tecnología.

 

Tratamiento del virus del papiloma humano

La infección por VPH no tiene cura, pero hay muchas cosas que puedes hacer para evitar que el virus del papiloma humano tenga efectos negativos en tu salud.

La colposcopia es un método de estudio diagnóstico importante para la detección de lesiones temprana en el cuello uterino ocasionado por virus del papiloma humano, es altamente confiable para evitar la transformación hacia un cáncer cervicouterino.