La artrosis de rodilla o desgaste de la rodilla es una enfermedad degenerativa, y por ende de desgaste, que afecta el cartílago, los revestimientos, el hueso, tendones y ligamentos de las articulaciones. Esta enfermedad, en general, es propia y de mayor frecuencia de personas de edad avanzada, sin embargo, puede perjudicar a personas jóvenes debido a lesiones previas en la rodilla.

La artrosis de rodilla o desgaste de la rodilla se caracteriza por el deterioro paulatino de este cartílago, lo que conduce a la aparición de dolor con la actividad física, incapacidad variable para caminar y permanecer de pie, así como a deformidad progresiva de la rodilla.

 

La rodilla

La rodilla es una de las articulaciones del esqueleto humano en la que con más frecuencia se desarrolla artrosis. La articulación de la rodilla está formada, por una parte, el fémur, y por otra, la tibia y el peroné. Estas superficies están tapizadas por el cartílago articular.

El cartílago de la rodilla es un tejido blando y resbaladizo que cubre, amortigua y protege la articulación, evitando que los huesos tengan una fricción excesiva entre sí: los meniscos también forman parte de este cartílago y también pueden sufrir desgaste. Al perder densidad, hidratación o volumen, dejan de cumplir su función lo que provoca el desgaste de rodilla.

 

¿A qué se debe el desgaste de la rodilla?

Las causas del desgaste de la rodilla pueden ser múltiples, sin embargo la razón de la gran principal de frecuencia den el desgaste de la rodilla en comparación con otras articulaciones del cuerpo, es porque la rodilla es una articulación «de carga», es decir, soporta el peso del cuerpo y de los objetos que transportamos, cuando permanecemos de pie o cuando nos desplazamos caminando, corriendo, subiendo o bajando escaleras, el movimiento y soporte es múltiple, de estos actos se deriva esta enfermedad.

Otra de las causas más comunes del cartílago de rodilla desgastado son enfermedades como la osteoartritis y la artrosis, que son degenerativas, que son la consecuencia de una suma de factores genéticos y ambientales. Los factores ambientales se refieren al aumento del riesgo de padecer artrosis destacan la edad, ya que, a mayor edad más probabilidad de tener artrosis, determinadas ocupaciones o actividades laborales y el excesivo ejercicio físico. Otras veces la artrosis de rodilla se produce como resultado de una lesión o anomalía previa de la articulación tales como lesiones de los meniscos, de los ligamentos o del hueso articular, tras fracturas óseas intraarticulares.

 

Síntomas del desgaste de la rodilla

El desgaste de la rodilla, por lo general, se desarrolla lentamente y la progresión del dolor suele seguir la misma progresión, aunque puede cursar con descompensaciones espontáneas, es decir, artrosis primarias. Los síntomas más frecuentes del desgaste de la rodilla son:

  • El dolor directo en la rodilla.
  • Bloqueo articular: el fallo de la pierna al cargar en ella.
  • Inflamación de la articulación.
  • Rigidez de la articulación.
  • Imposibilidad de mover la rodilla.
  • Impedimento al caminar.
  • Aparición de chasquidos o ruido anormal en la rodilla.
  • Deformación de la rodilla en casos donde el cartílago está muy dañado y los huesos llegan a tocarse entre sí.

Si bien, la edad es un factor importante en la aparición del desgaste de la rodilla, la artrosis se sitúa alrededor de los 50 años, a esta edad suele empezar a desarrollarse y su progresión es muy lenta. La obesidad es otro factor que tiene una importante relación con el desarrollo de artrosis en las rodillas, debido a que en una persona obesa sus rodillas tienen que soportar una sobrecarga de peso que favorece un mayor desgaste de la articulación.

 

Tratamiento en el desgaste de la rodilla

La atención médica siempre debe ser el primer recurso por consultar. Las recomendaciones y sugerencias que provengan de un experto serán las más adecuadas para el tratamiento y recuperación de cada paciente.

Descubre por qué en el Consultorio Náfate de la Cruz somos la mejor opción para el tratamiento de enfermedades con procedimientos de mínima invasión. Conozca a nuestro Staff Médico que cumple con las certificaciones adecuadas para proteger el bienestar de cada uno de nuestros pacientes.