El cáncer de páncreas o cáncer pancreático es un tipo de cáncer que tiene sus inicios en el tejido del páncreas, y esto sucede cuando las células alojadas comienzan a crecer de forma abrupta. Este órgano se encuentra en el abdomen que encaja detrás de la parte inferior del estómago, lo que ocurre que el cáncer de páncreas es generalmente difícil de diagnosticar debido a que no hay exámenes de detección específicos que puedan detectar fácil y confiablemente el cáncer de páncreas en estadio temprano en personas que no tienen los síntomas de la enfermedad.

 

El páncreas

El páncreas es un órgano de casi 6 pulgadas de largo y su ubicación exacta está entre el estómago y la columna vertebral. Su función principal es la de liberar enzimas que ayudan a la digestión y produce hormonas que auxilian al control de la glucosa sanguínea. La forma del páncreas es parecida a la de un pez, al extremo más ancho del páncreas se llama cabeza, que es donde se unen el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado).  La sección media se llama cuerpo, que se encuentra detrás del estómago. Y el extremo delgado se llama cola, localizado a la izquierda del abdomen, junto al bazo.

El páncreas juega un rol importante dentro del organismo debido a sus funciones, este órgano cumple con dos muy específicas:

  • Produce jugos que ayudan en la digestión y descomposición de los alimentos.
  • Indispensable en la elaboración de hormonas, como la insulina y el glucagón, que ayudan a controlar las concentraciones de azúcar sanguíneo. Ambas hormonas facilitan el uso y almacenamiento de la energía que obtiene el cuerpo de los alimentos.

Los jugos digestivos están encargados de elaborarse por las células exocrinas del páncreas y las células endocrinas del páncreas elaboran las hormonas. Alrededor de 95 % de los cánceres de páncreas comienzan en las células exocrinas.

 

Cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas se desarrolla cuando las células del páncreas están sujetas a mutaciones en el ADN, y, en este caso, las células comienzan a crecer de manera incontrolable y continúan a un nivel de producción después de que las células normales mueran perjudicando así al organismo y las funciones respectivas. Al acumularse estas células es que se puede formar un tumor y no contar con un tratamiento adecuado, las células cancerosas del páncreas, en casos extremos, pueden diseminarse a órganos y vasos sanguíneos cercanos y a partes distantes del cuerpo.

Debido a estas mutaciones en las células es que se pueden presentar varios tipos de tumores en el páncreas, incluidos tumores malignos y benignos. El tipo más común de cáncer que se forma en el páncreas comienza en las células que recubren los conductos que transportan las enzimas digestivas fuera del páncreas (adenocarcinoma ductal pancreático).

La mayor parte del páncreas se compone de células exocrinas que desarrollan las glándulas exocrinas y los conductos y el cáncer de páncreas adenocarcinoma se origina cuando las células exocrinas en el páncreas empiezan a crecer fuera de control. El páncreas al estar cubierto en su mayoría de estas glándulas exocrinas produce enzimas pancreáticas que se liberan en el intestino para ayudar a que usted digiera los alimentos, preferentemente las grasas.

 

Síntomas del cáncer de páncreas

Generalmente los síntomas del cáncer de páncreas suelen ser nulos o de bajo impacto y no se presentan hasta que la enfermedad está avanzada.  No obstante, los signos que se pueden presentar son los siguientes:

  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos).
  • Materia fecal de color claro.
  • Orina de color oscuro.
  • Dolor en la parte superior o media del abdomen y la espalda.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Pérdida de apetito.
  • Sensación de mucho cansancio.

 

Diagnóstico del cáncer de páncreas

El diagnóstico del cáncer de páncreas por lo general se realiza mediante pruebas y procedimientos que crean imágenes del páncreas y el área que lo rodea. Sin embargo, el cáncer de páncreas rara vez se detecta en sus etapas iniciales, cuando es más curable, esto se debe a que, como se ha mencionado anteriormente, a menudo no causa síntomas hasta después de que se ha diseminado a otros órganos.

La tomografía computada y Resonancia Magnética pueden definir adecuadamente la tumoración para posteriormente realizar una toma de biopsia para su diagnóstico histopatológico.

 

Grupo Médico Náfate De La Cruz es un equipo médico caracterizado por ejercer medicina de la más alta calidad a través de especialistas en procedimientos de mínima invasión con equipos de alta tecnología. Con estos tratamientos los pacientes obtienen una pronta recuperación, la cual es aplicable para los diferentes niveles de edad, incluyendo edades extremas de la vida.