El cáncer es una enfermedad maligna en la cual las células tienden a multiplicarse sin control, y el cáncer de próstata se origina en la próstata, qué es una glándula pequeña con forma de nuez que a su vez produce el líquido seminal que nutre y transporta el esperma. El cáncer de próstata es el más común en los hombres.

En ocasiones los tipos de cáncer de próstata resultan crecen lentamente a lo que se le atribuye un tratamiento mínimo o no necesitar ningún tratamiento, sin embargo, otros tipos son agresivos y se pueden esparcir con rapidez. Por eso la importancia de diagnosticar el cáncer de próstata a tiempo, para ello se utilizan pruebas que examinan la próstata y la sangre como: la biopsia se hace para diagnosticar el cáncer de próstata y determinar el estadio del cáncer (puntaje de Gleason). Aunque existen ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

 

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula característica del aparato reproductor masculino, y se origina justo debajo de la vejiga y delante del recto, su tamaño es parecido al de una nuez rodeando parte de la uretra (tubo que vacía la orina de la vejiga). El cáncer de próstata es un tumor que se forma en las células de la glándula prostática y aunque la próstata está formada por muchos tipos de células diferentes, más del 99% de los cánceres de próstata se desarrollan sobre células glandulares encargadas de producir el líquido prostático, que forma parte del semen.

Cabe recalcar que a medida que los hombres envejecen, la próstata tiende a aumentar de tamaño, lo que puede provocar que la uretra se angoste y disminuya el flujo de orina: llamado hiperplasia prostática benigna y no es lo mismo que el cáncer de próstata. Los hombres también pueden experimentar otros cambios en la próstata que no son cáncer. por eso un especialista deberá diagnosticar el padecimiento.

 

Síntomas del cáncer de próstata

Si bien los síntomas del cáncer de próstata son distintos dependiendo de la persona y algunos hombres no presentan ningún síntoma, por lo general estos son los signos y síntomas:

  • Dificultad para comenzar a orinar.
  • Flujo de orina débil o interrumpido.
  • Urgencia repentina de orinar.
  • Micción frecuente, especialmente por la noche.
  • Dificultad para vaciar la vejiga por completo.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Sangre en la orina o el semen.
  • Dolor persistente en la espalda, las caderas o la pelvis.
  • Dolor al eyacular.
  • Falta de aire, mucho cansancio, latidos rápidos del corazón, mareo o piel pálida a causa de anemia.

Sin embargo, es importante considerar que, en cuento a estos síntomas, puede ser producto de otras afecciones distintas al cáncer de próstata.

En caso de presentar alguno de estos síntomas, lo más recomendable es acudir a un médico especialista para poder determinar el tratamiento más adecuado para el cáncer de próstata. Lo principal es clasificar el tumor, es decir, determinar en qué fase se encuentra.

El TNM es un sistema que se emplea con mucha frecuencia para el diagnóstico del cáncer de próstata. Estas siglas hacen referencia a 3 aspectos del cáncer: la T se refiere al tamaño, la N a la afectación de los ganglios linfáticos y la Ma la afectación o no de otros órganos.  Cuando le precede una p (pT, pN) significa que la anatomía patológica se ha realizado después de una intervención quirúrgica.

La importancia de una detección temprana del cáncer de próstata reside en que cuando todavía está limitado a la glándula prostática, tiene mejores probabilidades de tener un tratamiento exitoso. Necesitas un tratamiento adecuado, descubre por qué en el Consultorio Náfate de la Cruz somos la mejor opción para el tratamiento de enfermedades con procedimientos de mínima invasión.