El cáncer de hígado, también llamado carcinoma de hígado es un cáncer que se caracteriza por comenzar en las células hepáticas, esto es, una proliferación incontrolada de las células que depende del origen del tumor. Los especialistas logran distinguir entre el cáncer primario y secundario, es decir, si surgen del propio órgano, lo que corresponde al tumor primario, o si provienen de metástasis hepáticas que se originan en un tumor localizado en otra parte del cuerpo, como el pulmón o el tracto gastrointestinal y migran al hígado: tumor secundario.

Si te gustaría aprender más sobre el Cáncer de hígado sigue leyendo nuestro blog y ponte en contacto con nosotros, descubre por qué en el Consultorio Náfate de la Cruz somos la mejor opción para el tratamiento de enfermedades con procedimientos de mínima invasión.

 

¿Qué es el hígado?

El hígado es uno de los órganos internos más grandes del cuerpo, ya que, su tamaño corresponde aproximadamente al de un balón de fútbol.  Se sitúa en la parte superior derecha del abdomen, debajo del diafragma y por encima del estómago, tiene la apariencia de un triángulo rectángulo y un peso de alrededor de 1,5 kilos, a su vez se encuentra rodeado por una cápsula fibrosa. El hígado se encuentra dividido en cuatro lóbulos, compuestos por lóbulos hepáticos que también se componen de millones de células hepáticas, los conocidos hepatocitos.

El hígado desempeña funciones vitales para el cuerpo humano, y esto hace que este órgano sea el más importante para el metabolismo.  Algunas funciones son:

  • Filtrar sustancias dañinas en la sangre para que puedan ser transportadas desde el cuerpo hasta la materia fecal y la orina.
  • Almacena la sangre del organismo.
  • Convertir los alimentos en energía.
  • Limpia el cuerpo de contaminantes, entre ellos el alcohol o sustancias químicas de las drogas.
  • Producción de bilis, una sustancia que ayuda a digerir los alimentos.
  • Sintetiza las proteínas y elimina la insulina.

 

¿Qué es el cáncer de hígado?

Como se mencionó anteriormente, el hígado está compuesto principalmente por células que se llaman hepatocitos y de igual manera contiene otros tipos de células, incluyendo células que revisten los vasos sanguíneos y las células que revisten los conductos pequeños en el hígado que se llaman conductos biliares. Los conductos biliares llevan bilis desde el hígado a la vesícula biliar o directamente a los intestinos.

Debido a los diferentes tipos de células del hígado es que se pueden formar varios tipos de tumores malignos, los cancerosos y benignos que corresponden a no ser cancerosos, pero no por ello se les va a pasar por alto. Estos tumores tienen causas diferentes, se tratan de maneras distintas y tienen un pronóstico diferente dependiendo de sus características.

 

 

¿Cuáles son los tipos de cáncer de hígado?

Antes de entrar al tema, se debe considerar que cerca del 90% de los tumores malignos del hígado son los conocidos como carcinomas hepatocelulares, o hepatocarcinomas (HCC), y menos del 10% son los cánceres de la vesícula biliar, o colangiocarcinoma (CCC).

El cáncer de hígado más común es el primario, carcinoma hepatocelular, que comienza en el tipo principal de célula hepática (hepatocito). Ya que los otros tipos de cáncer de hígado, como el colangiocarcinoma intrahepático y el hepatoblastoma, son mucho menos comunes, aunque no dejan de ser prioridad en su atención médica.

 

  • Cáncer de hígado Hepatocarcinoma (HCC): la causa de este padecimiento se debe al crecimiento descontrolado de las células hepáticas: hepatocitos ya que cuanto más avanza y se expande el tumor, más tejido funcional del hígado se desplaza. Con frecuencia, los afectados sufren además cirrosis hepática.
  • Cáncer de hígado Colangiocarcinoma (CCC): este tipo de cáncer se produce en los conductos biliares, lo que corresponde ser dentro y fuera del hígado. A diferencia de la hepatocarcinoma la respuesta a las terapias y tratamientos es menor.

 

Síntomas del cáncer de hígado

En la mayoría de los casos los síntomas no se presentan cuando el cáncer de hígado es primario, el carcinoma hepatocelular, sin embargo, cuando surgen los síntomas pueden ser:

  • Masa dura en el costado derecho justo debajo de la cavidad torácica.
  • Hinchazón y malestar en la parte superior y derecha del abdomen.
  • Pérdida de peso y de apetito.
  • Sensación de llenura luego de comer una porción pequeña.
  • Dolor en la parte alta del abdomen.
  • Náuseas y vómitos.
  • Debilidad y fatiga general.
  • Decoloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos (ictericia).
  • Heces blancas o blanquecinas.
  • Distensión en el abdomen.
  • Dolor cerca del omóplato derecho o en la espalda.
  • Ictericia (color amarillento de la piel y la parte blanca de los ojos).
  • Moretones o sangrado fáciles.
  • Cansancio o debilidad inusual.
  • Evacuación intestinal pálida, calcárea y orina oscura.

En el Consultorio Médico Náfate De la Cruz consideramos que el diagnóstico precoz del cáncer de hígado resulta fundamental para comenzar un tratamiento inmediato y retrasar la progresión de este padecimiento. Se debe tener presente que en los últimos años han surgido novedades terapéuticas, tratamientos de mínima invasión, como la inmunoterapia, que mejoran el pronóstico del paciente.

No dejes pasar ningún síntoma o dolor, consulta con nosotros el mejor tratamiento para el cáncer de hígado.