El cáncer cervicouterino o cáncer de cuello uterino es una enfermedad que se reconoce por formar células malignas en los tejidos del cuello uterino, es decir, este tipo de cáncer se produce en las células de la parte inferior del útero (matriz) que se conecta a la vagina. El cáncer cervicouterino se origina cuando estas células comienzan a crecer sin control.

En este blog podrás encontrar más información sobre los cambios, síntomas, complicaciones y otros aspectos que pueden indicar un problema de salud que requiera atención médica.  En el consultorio Médico Náfate De La Cruz contamos con el tratamiento adecuado.

 

Datos importantes sobre el cáncer cervicouterino

Un factor de riesgo principal e importante en la causa del cáncer cervicouterino es la infección por virus de papiloma humano, es una infección bastante conocida y continua de transmisión sexual. El sistema inmunitario del cuerpo generalmente evita que el virus del papiloma humano llegue a afectaciones severas, sin embargo, existe un pequeño porcentaje de riesgo en el cual el virus sobrevive por años contribuyendo a un proceso en el que las células del cuello uterino se conviertan en células cancerosas.

El cuello uterino está compuesto por dos partes y dos tipos diferentes de células, estas a su vez se encuentran en la zona de transformación del cuello uterino. La mayoría de cáncer cervicouterino se origina en las células de la zona de transformación. Estos dos tipos diferentes de células son:

 

  1. Endocérvix, que es la abertura del cuello uterino que lleva hasta el útero y está cubierto de células glandulares.
  2. Exocérvix o también llamado Ectocérvix, que es lo que corresponde a la parte interna del cuello uterino y que está cubierto de células escamosas. Es importante mencionar que el exocérvix puede observarse por un médico por medio de un examen con espéculo, la prueba del Papanicolau.

 

Generalmente el cáncer de cuello uterino se forma silenciosa y lentamente a lo largo del tiempo, y es posible que antes de que este cáncer se forme las células del cuello uterino pasan por cambios (displasia) hasta que aparecen células anormales en el tejido del cuello uterino. Pasado el tiempo, las células anormales se vuelven cancerosas, se multiplican y se diseminan a partes más profundas del cuello uterino y a las áreas conjuntas que lo rodean.

No se tiene la certeza de la causa del cáncer cervicouterino, no obstante, es cierto que el virus del papiloma humano juega un papel importante. El virus del papiloma humano es muy común y la mayoría de las personas con el virus nunca desarrollan cáncer, lo cual significa que otros factores, como el entorno o estilo de vida, también determinan si se desarrollará cáncer cervicouterino.

 

Tipos de cáncer cervicouterino

El cáncer y el precáncer cervicouterino se clasifican de acuerdo con el aspecto que presentan las células al observarse por medio de un microscopio, lo cual ayuda al momento de determinar el pronóstico y tratamiento. Los dos tipos más comunes de cáncer cervicouterino son el carcinoma de células escamosas y el adenocarcinoma.

  • Carcinoma epidermoide: este tipo de cáncer de cuello uterino comienza en las células delgadas y planas (células escamosas) que recubren la parte externa del cuello uterino, que se proyecta hacia la vagina. En la mayoría de los cánceres de cuello uterino son carcinomas de células escamosas.
  • Adenocarcinoma: este tipo de cáncer de cuello uterino comienza en las células glandulares en forma de columna que recubren el canal cervical.

 

Como se mencionó antes, casi todos los cánceres de cuello uterino son carcinomas de células escamosas o adenocarcinomas, también puede deberse a otros tipos de cáncer que logran desarrollarse en el cuello uterino. Estos otros tipos, como melanoma, sarcoma y linfoma, ocurren con más frecuencia en otras partes del cuerpo.

 

Síntomas del cáncer cervicouterino

En ocasiones la mayoría de las mujeres que padecen este cáncer no tienen signos ni síntomas de precáncer, sin embargo, los síntomas generalmente aparecen en mujeres con cáncer cervicouterino en estadio temprano. En mujeres con cáncer avanzado y metastásico, los síntomas pueden ser más graves dependiendo de los tejidos y órganos a los que se ha diseminado la enfermedad. La causa de un síntoma puede ser una afección médica diferente no relacionada al cáncer, de ahí la importancia de acudir a un médico especialista si presentan un nuevo síntoma.

Los signos y síntomas del cáncer de cuello uterino más avanzado incluyen:

  • Sangrado vaginal después de las relaciones sexuales.
  • Sangrado entre períodos o después de la menopausia.
  • Sangrado menstrual que es más prolongado y abundante que lo habitual.
  • Mayor secreción vaginal.
  • Flujo vaginal acuoso y con sangre que puede ser abundante y tener un olor fétido.
  • Dolor pélvico o dolor durante las relaciones sexuales.
  • Dolor de espalda y/o pélvico persistente y sin razón aparente.

 

La importancia del diagnóstico y el tratamiento tempranos, especialmente en los primeros estadios del cáncer o en la etapa precancerosa, mejoran las posibilidades de prevenir o curar el cáncer.

Si has sido diagnosticada con cáncer cervicouterino, en el Consultorio Médico Náfate De La Cruz ponemos a su disposición las opciones de tratamientos para seleccionar el plan más adecuado a su padecimiento.  Agende una cita y Conozca el Tratamiento del Dr. Rolando Náfate.