Cáncer renal

Existen diferentes tipos de cánceres sin embargo todos responden a la ablación que consiste en quemar con calor o frío intenso, esta es una opción de tratamiento de tipo curativo.

Lo extraordinario de la ablación en cáncer renal es que retira únicamente la lesión y el resto del tejido renal continúa realizando su función. Además, tras este procedimiento no se necesita hospitalización.

Es altamente seguro incluso en pacientes con riñón único, en pacientes con insuficiencia renal y sobre todo en quienes tengan la lesión en el riñón dominante, es un procedimiento de mínima invasión y pronta recuperación

La ablación puede evitar la pérdida de un riñón y que un paciente quede conectado a una diálisis peritoneal o hemodiálisis (utilizar una máquina para realizar el funcionamiento de los riñones).

Para llevar a cabo la ablación renal es necesario contar con equipos de imagen de última generación, los cuales permitan valorar la extensión de la lesión y de esta manera tener la mayor seguridad de haber eliminado toda la lesión, pues el ultrasonido no es suficiente.

La ablación de cáncer renal tiene sus indicaciones específicas que pueden pronosticar el éxito del procedimiento en el cual se logran los resultados como en el caso que se presenta a continuación, por lo que es importante que un médico de radiología intervencionista con experiencia realice la valoración y procedimiento.

Caso clínico

Paciente masculino de 44 años de edad con antecedente de nefrostomía izquierda por lito coraliforme en pelvicilla renal, durante la exploración ultrasonográfica se observa la presencia de una tumoración de comportamiento sólido de 4.2 cm, con presencia de flujo vascular a la aplicación del Doppler color, el cual se corrobora por tomografía computada, los estudios de laboratorio reportan creatinina de 3.7 mg/dl.

Tomando en consideración que el paciente cursa con insuficiencia renal, se sugiere terapia ablativa como primera opción. En la actualidad acude a nuestro servicio para control de 6 años de evolución, sin evidenciar actividad tumoral y con control estricto por el servicio de nefrología y nutrición, actualmente con creatinina de 2.5mg/dl.

Procedimiento:

Ablación de tumores por microondas, crioablación.

La ablación consiste en quemar la tumoración por calor o frío intenso que destruyen el tejido tumoral. El método de elección para tratamiento de cada tumoración depende del tamaño, cercanía a estructuras vasculares, cercanía a estructuras vecinas.

Tenemos la capacidad de destruir una tumoración, sin dolor, sin inflamación, inactivación tumoral inmediata.

Contáctanos:

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.